Nuestra compañera colega Blanca Barreiro ya salió corriendo a ocuparse.
Acá está el informe que nos manda.
Única forma de laburar que tienen nuestros compañeros : poniendo el pecho.


-El sábado 29 de febrero a las 21.30 recibí la llamada de una compañera de Familiares de Víctimas del Gatillo Fácil de Córdoba Capital, para ver si podía yo intervenir ante un caso de abuso policial en contra de un pibe de 18 años llamado ELIAS ABREGU. Una abogada de Córdoba fue quien dió mi dato como integrante de la Gremial de Abogados, por eso destaco que quien me derivo el asunto, fue por eso: por ser de la Gremial. El pibe estaba en el hospital de Alta Gracia, y a las 11 de la noche me reuní con su madre en la puerta del hospital. No pude verlo esa noche por el horario y las órdenes de fiscalía. Luego de informarme con la médica de guardia que al menos Elías no corría peligro de vida, fui con su madre a efectuar la denuncia ante Unidad Judicial. El instructor debo decir que se portó muy bien con la madre y estuvimos más de dos horas o más no sé, pues concluimos a las 2.30 de la madrugada aproximad. de denunciar a personal policial que había actuado en la madrugada anterior. Si bien escucho siempre estos relatos de abusos de pibes y madres, todo parece que se recrudece y la perversidad de la yuta para con los pibes pobres es bestial. En una ocasión, hace dos meses la madre se prendió de su hijo defendiéndolo por el acoso de la policía y se los llevaron a los dos. La humillación y el maltrato que vivió esa mujer fue atroz. Siguiendo lo que sucedió la noche del sábado, es importante destacar, que el “Colectivo de Jóvenes por Nuestros Derechos” de Córdoba capital hizo circular un comunicado que despertó  y la solidaridad de mucha gente y entonces se empezó a visibilizar lo que estaba sucediendo. Creo yo que eso llega de algún modo a oídos del poder judicial, y es así que le dan un tratamiento poco habitual a la denuncia, el día domingo lo llevan al pibe a declarar  a unidad judicial como damnificado (oportunidad en que pude verlo en esa sede permitiendo me el ingreso la Ayudante Fiscal. Allí el pibe repetía delante de esa funcionaria, que estaba cagado de miedo por lo que posteriormente pudiera hacerle la policía. Se lo traslado a medicina forense a Córdoba capital por directiva del fiscal,  para que lo revisen por los golpes en su rostro, porque presenta fractura en maxilar y es probable que pierda dientes..además del golpe en unos de sus ojos y cortes en distintas partes del rostro. Al pibe, por supuesto lo habían acusado de hurto en grado tentativa (esto porque dicen que “un vecino” le pegó, como si estuviera permitida la justicia por mano propia, en su caso), amenazas y daños calificados a un móvil policial… Lo de siempre! Causa armada por la policía. Por esa causa, ante la denuncia de la madre con mi acompañamiento y la movida por redes y medios locales, el pibe logra la libertad el domingo 1 a la noche. Ahora tendremos que seguir impulsando esa denuncia, en un momento apropiado porque el Alta Gracia hay jóvenes organizando un espacio antirrepresivo que comenzó a reunirse en enero y que va tomando cuerpo y sumando adherentes. El propio domingo a la noche, pudimos ver qué se habían sumado más pibes y además de la familia de Elías, potenciados en la necesidad de organizarse

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver tambien

ANIVERSARIO DE UN GRAN COMPAÑERO, FUNDADOR DE LA GREMIAL DE ABOGADOS. UN GRAN MAESTRO. ESCRIBE EDUARDO, EL “NEGRO” SOARES.

EN PRIMERA PERSONA EDUARDO EL “NEGRO” SOARES, RESCATA PARA NOSOTROS, LOS PROPI…