OTRA CAUSA CONTRA LOS MAPUCHES APELADA POR LA GREMIAL.
EN ESTE CASO TODAS MUJERES
Y VAN…..
En medio de las movilizaciones en repudio por la ejecución del Rafita Nahuel hubo incidentes frente a Parques Nacionales.
Y por supuesto imputaron a dirigentes mapuches de la Winkul.
Como siempre.
Todas mujeres en este caso
Va la apelacion de la Gremial para quien le interese conocer detalles.
Seguiremos apelando y peleando una a una cada causa que les imputen

INTERPONE RECURSO DE APELACION

Sr. Juez:
Laura Taffetani, To 201 Fo 369 de CFALP y Matías Antonio Alac, To 127 Fo 312 del CFAGR, ambos abogados pertenecientes a la ASOCIACION GREMIAL DE ABOGADOS Y ABOGADAS DE LA REPUBLICA ARGENTINA, defensores de Marcela Noemí Bonnefoi, con el domicilio legal constituido en calle Los Molles 1720 de la ciudad de San Carlos de Bariloche y los electrónicos en 27162501912 y 20273271164, respectivamente. Asimismo, constituimos domicilio en la jurisdicción de la Alzada en Las Heras 2845 Gral Roca. En la causa FGR Nro 27769/2018, caratulada “JARAMILLO, LUCIANA MARTHA Y OTROS S/ ATENTADO CONTRA LA AUTORIDAD, LESIONES LEVES (ART.89), REVELACION SECRETOS POLITICOS Y MILITARES (ART. 222) Y DAÑO AGRAVADO (ART. 184) en trámite ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal de Primera Instancia de San Carlos de Bariloche, a VS decimos:

I. OBJETO:

                   Que venimos en legal tiempo y forma a interponer recurso de apelación contra la resolución que nos fuera notificada en forma electrónica el 25 de abril de 2019 en la que se dicta el procesamiento de Marcela Noemí Bonnefoi por considerarla coautora del delito de daño agravado y lesiones leves agravadas en función de la calidad del sujeto pasivo, y participe necesaria del delito de ultraje a símbolos nacionales que concurren de manera real (arts. 45, 55, 89 y 92 en función del art. 80,  183 y 222 tercer párrafo del CP) , mandando a trabar embargo sobre los bienes y/o dinero de la nombrada hasta cubrir de las nombradas hasta cubrir la suma de cincuenta mil pesos ($50.000), así como también se le impone como condición para mantener la libertad provisoria las obligaciones de presentarse el primer lunes de cada mes ante la Comisaría Nro 12 de “El Bolsón” y la prohibición absoluta para salir del país,  solicitando se haga lugar a la apelación impetrada y se eleven los autos al superior. 

II. MOTIVA EL PRESENTE RECURSO:

II.1. EL VERDADERO CENTRO DE IMPUTACIÓN: LA LOF LAFQUEN WILKUN MAPU

    LOS HECHOS PRECEDENTES

    A fuerza de ser reiterativos, tal como lo hemos planteado en las Apelaciones que aún se encuentran en la alzada de los procesamientos de Luciana Martha Jaramillo y Betiana Ayelén Colhuan en esta misma causa, existe un contexto que es imposible de soslayar. 

Como todo o casi todo en las actuaciones contra la comunidad mapuche, la génesis de estas causas (y quizás de otras que sobrevendrán) tiene que ver con las acciones de la comunidad Winkul en lo que se denomina la Recuperación de sus territorios ancestrales que les pertenecen por Historia.

    Sin esta mención no se entiende porque aparece en un video un grupo de mujeres atacando la sede de Parques Nacionales. ¿Qué pasó? ¿Enloquecieron de pronto? No se puede ignorar este contexto.

    Hubo una recuperación de los territorios a orillas del lago que llaman “Mascardi” y como consecuencia de un ataque violento de grupos sofisticados y especializados de fuerzas federales comandados por la autoridad judicial y por el Ministerio Público hirieron con balas mortíferas a dos o tres miembros de la comunidad y asesinaron por la espalda –como no podía ser de otra manera- al weichafe Rafael Nahuel.

    Y frente a semejante artera e injustificada agresión en efecto un grupo de personas atacó la sede de Parques Nacionales.

    Dicho entonces las cosas como son, veamos si las aquí imputadas han sido procesadas con pruebas materiales suficientes como para tener por cierta –aún con precariedad- que fueron parte del ataque al inmueble mencionado.

    Desde ya adelantamos que NO, que ninguna de las mapuche encartadas estuvieron o fueron autoras de los hechos que se les imputa, y que la resolución carece de pruebas mínimas al respecto.

    LA RESOLUCIÓN ES DEBIL, MAL ARMADA Y SUBJETIVA

    En la resolución que se apela SS, señala como fundamento lo ya señalado en la resolución de Fs.  201/9 donde considera “tener suficientes pruebas incorporadas para tener acreditada la materialidad del hecho y afirmar…tanto sus coautorías como la responsabilidad penal en el mismo”, entendiendo que son contundentes las tomas fílmicas y fotográficas que captaron a Colhuan y Jaramillo en el lugar, “pues fueron fehacientemente corroboradas individualizadas por parte de la prevención”. La misma prevención que desde el primer folio señaló, sin duda alguna como a María Isabel Huala. 

    Tal como consta en el expediente en el informe del Cuerpo de Investigación Judicial de San Carlos de Bariloche a fs. 56 donde se identifica primeramente a MARIA ISABEL HUALA, como quien se encuentra: arrojando cajones de madera en la calle, luego ayudando a retirar la Bandera Argentina del mástil, posteriormente tirando piedras al Edificio de Parques Nacionales, arrojando un cajón de madera contra un auto que estaba circulando y finalmente nuevamente arrojando un cajón de madera a personal policial.  Finaliza dicho informe preliminar con el perfil de Facebook LOF LAFKEN WINKUL MAPU sin dar cuenta a qué fines. 

Como ya lo hemos planteado en el recurso mencionado de los procesamientos anteriores toda la investigación policial se dirige hacia la comunidad Winkul y María Isabel Huala. 

Si bien es innegable que los hechos que se investigan se encuentran relacionados con el asesinato de Rafael Nahuel quien integraba la Comunidad que se encuentra recuperando su territorio en el Lago Mascardi y que motivara las manifestaciones violentas en el Centro de la ciudad de Bariloche, ello no significa que todos los hechos que aquí se imputan se deben atribuir en forma antojadiza a quienes se encuentran protagonizando las luchas del pueblo mapuche. 

Entonces esta defensa plantea que se está utilizando estos hechos para profundizar la criminalización y la respuesta penal de la comunidad. 
    La Fiscalía y el Juzgado parten de la base de identificar a priori y careciendo de elementos objetivos de prueba a un grupo de personas.

    Cuando ésta Defensa agita que lo que hace la Justicia Federal de Bariloche es lo que se denomina en muchos países de Nuestra América como “Derecho Penal del Enemigo” es justamente eso, lo que aquí surge en la resolución que nos agravia. 

    Durante toda la investigación se sostuvo que la aquí procesada era MARIA ISABEL HUALA y de golpe, la Fiscal se da cuenta que de ella se trata y rápidamente es identificada, por los mismos mecanismos de siempre, a partir de los contactos de María Isabel Huala en la Red Social, Marcela Noemí Bonnefoi. Identificación express que subsana rápidamente los errores cometidos durante toda la instrucción. 

II.2. EL MATERIAL FILMICO, FOTOGRAFICO Y LA IDENTIFICACION DE LOS ACTORES. 

De la prueba que surge en el expediente de marras la única prueba en la que se basa la acusación fiscal y posteriormente SS su resolución para el procesamiento de Marcela Noemí Bonnefoi es el registro fílmico y fotográfico con la supuesta identificación por parte de las fuerzas de seguridad. Para los actuantes no se requiere ninguna otra prueba. Ni siquiera SS se ha tomado la molestia de ordenar un reconocimiento en rueda oportunamente para corroborar dicha información, a pesar de que la policía Ayelén Llanos en su declaración testimonial de fs. 29 dice que estaría en condiciones de reconocer a los autores de los hechos que presenció.

Y es tan arbitraria la valoración que en el caso de la Sra. María Isabel Huala quien fue correctamente sobreseída por pedido de la Sra. Fiscal, dicha funcionaria funda su petición en que el día de la declaración indagatoria pudo, viendo el material fílmico en una notebook, que la persona a la que los informes señalan ser María Isabel Huala no concuerda con quien está declarando, dado que “advierte una diferencia de edad entre el retrato obtenido y la persona que se encuentra prestando declaración indagatoria”. 

Es decir, que si la Sra. Fiscal pudo a través de una notebook y la presencia de la persona in situ notar que había sido incorrectamente identificada, el interrogante que se abre es, obviamente, acerca de la seriedad de los informes que se señalan como base probatoria, máxime que de quien estamos hablando es de la madre del Lonko Facundo Jones Huala, figura pública, perfectamente identificable y que ha sido identificada positivamente en otras causas anteriores por la policía. 

Tampoco se entiende, cómo la Sra. Fiscal ha podido visualizar con tanta atención la Notebook y realizar la comparación dado que se encontraba al costado de la oficina sin poder acceder a la imagen en ese momento, tal como hemos podido presenciarlo y esto sólo puede tener una explicación, la SRA. FISCAL SABIA QUE NO ERA CIERTO QUE  MARIA ISABEL HUALA FUERA LA PERSONA DE LAS IMÁGENES Y POR ALGUNA RAZON QUE PODEMOS PRESUMIR, PERO QUE NO CONOCEMOS FEHACIENTEMENTE,  DECIDIO DEJARLA FUERA DE LA CAUSA.  

Lo que resulta también curioso, fue la rapidez con la que la Sra. Fiscal pudo reconocer en una sola audiencia que no se trataba de María Isabel Huala, después que la instrucción aseveró durante meses lo contrario contando con las herramientas para llegar a una correcta individualización. 

Entonces, la pregunta que deviene es cómo se puede apoyar el caudal probatorio sobre un informe que ya fue desechado en forma tan simple para una de las identificaciones y que inmediatamente pretendió cubrir el lugar. También sorprende que no se haya solicitado ni ordenado ninguna otra medida probatoria que pudiera confirmar los rasgos las identificaciones realizadas. 

El único pecado de Marcela Noemí Bonnefoi es tener rasgos fisonómicos de mujer mapuche y ser amiga en el Facebook de María Isabel Huala, como lo señala el informe de fs. 


Resulta también poco serio identificar a través “del pañuelo que portaba en otras manifestaciones”. Un pañuelo!!! Si bien el pañuelo es parte característica de la vestimenta de las mujeres del pueblo mapuche ello no significa que se fabrican en exclusividad para cada una de ellas por lo que se puede pensar que un pañuelo pueda ser un elemento de identificación. 

Para que esforzarnos más, si con eso basta y sobra.

Tampoco puede serlo el hecho que manifiesta en la resolución:

“No puedo desconocer que los rostros captados en las imágenes recolectadas guardan estrecha semejanza con los obtenidos en diversas grabaciones obrantes en la web (como así también en registro públicos del Estado, por ejemplo, Re.Na. Per…”. todo lo cual lo que permitió su correcta identificación…”

Ello no puede alcanzar para la identificación de las imputadas.  Traducido en el razonamiento de la Defensa lo que la resolución dice es que las mapuche son todas medio parecidas y si encima visten igual todo eso significa que “guardan semejanza”.  

En todo caso, tal como ya mencionamos, “la correcta identificación” hubiera sido aportar además otros medios de prueba como podría haber sido el reconocimiento en rueda, tal como manifiesta la agente Llanos estaba dispuesta a realizar. 

III. ACERCA DEL DERECHO CONSTITUCIONAL DE NO DECLARAR

        SS plantea:

“la ausencia de un descargo por parte de las imputadas lejos de traducirse en una prueba en su perjuicio se erige como una imposibilidad para profundizar nuevas hipótesis o líneas investigativas que las deslinden de la responsabilidad que se les atribuye, circunstancia por la cual no puedo sino estar a las pruebas analizadas, las que dan cuenta de sus intervenciones en el episodio…”

    Dicha afirmación no deja de ser una velada interpretación de presunción en contra, innecesaria de exponer, pues coloca al imputado con la carga de la prueba de su inocencia, al decir que su falta de declaración impide profundizar “nuevas hipótesis”. Esta expresión resulta sumamente grave en lo que hace a las garantías procesales en juicio, pero no nos sorprende si observamos la permanente vara parcial que siempre se erige contra los pueblos originarios por parte de los funcionarios de ese Juzgado. El sólo hecho de realizar este tipo de planteo frente al derecho que tiene todo detenido de no declarar significa implica una violación clara al art. 18 de la Constitución Nacional y desconocerla por la judicatura federal implica un hecho tan grave como el de atacar los símbolos nacionales, ya que es uno de los pilares de nuestro sistema jurídico democrático.

IV. DAÑO AGRAVADO Y LESIONES LEVES:

                        Si bien negamos que la persona que arroja el cajón de madera contra el patrullero y también en forma posterior, arroja los restos del cajón que ocasionaran las lesiones leves en la agente Llanos sea Marcela Bonnefoi aún de ser así, no se encuentra en la instrucción, ni tampoco se menciona en la resolución por la que se la procesa por la posible comisión de daño agravado, cuál ha sido el daño en el móvil que se menciona. No se agregan imágenes del móvil antes del hecho que se denuncia que puedan permitir dilucidar el estado del mismo antes del hecho y tampoco se menciona cuál ha sido el daño sobre el vehículo para poder visualizarlo.  

                       V.- FALTA DE ADECUACION A LA CONDUCTA TIPICA

        SS decreta el procesamiento por considerarla autora de los delitos de daño y lesiones leves agravadas en función de la calidad del sujeto pasivo, y partícipe necesaria del delito de ultraje a símbolos nacionales, que concurren todos de manera real (arts. 45, 55, 89 y 92 en función del art. 80, 183 y 222 tercer párrafo del CP).
    Si mal no entendemos entonces, lo que está haciendo la Instrucción es imputar a Marcela de homicidio ¡¡de Homicidio de quién?!!
        Está claro que la calificación del art. 80 no corresponde a la imputación que se realiza puesto que el único homicidio que se había cometido ese día era el de Rafita Nahuel que dio origen a la indignación del pueblo mapuche y de los hechos violentos que en estos actuados se investigan.  Pero tampoco se entiende el encuadre del art. 222 tercer párrafo del CP que también obra en la carátula, dado que en ningún momento se mencionan “la revelación de secretos cometida por un militar en ejercicio de sus funciones” y que tendría que ver ello con los delitos que se imputan a nuestra defendida. 
    Esto es lo que oportunamente puedan y quieran revisar los Señores respetados jueces de la Alzada toda vez que da cuenta no solo de desprolijidades administrativas sino de una forma ideológica de resolver una situación como la de autos.
    Si en la resolución se imputa a Marcela de homicidio y de revelar secretos militares porque entonces tenemos que darle credibilidad al resto de la imputación. -
    Vuestras Excelencias tienen el lógico y hasta saludable criterio de comparar fotografías y generalmente esa práctica ha devenido en desprocesamientos en causas de relieve.
    Pero en autos recomendaríamos que, aún cuando se utilice mismo criterio de comparación de rostros como es costumbre en la Alzada, quieran Señores Jueces considerar estas arbitrariedades aquí planteadas que arrastran cualquier tipo de comparación fotográfica. -

VI. LAS MEDIDAS CAUTELARES:

    Con relación al embargo decretado en autos consideramos que la resolución se extralimita en sus atributos dado que no se entiende por qué establece una medida de resguardo a nuestros derechos que no hemos solicitado, tal como es el del pago de nuestros honorarios. Mucho más aún cuando nuestra actuación profesional se desarrolla en el marco de los principios de nuestra Asociación Gremial de Abogados y Abogadas de la República Argentina que se basa en la solidaridad, en principios de acompañamiento y de defensa de los más débiles.
    Principios que no dudamos que debe ser de difícil entendimiento y digestión por parte de algunos funcionarios judiciales y ni hablar del poder político.

    Los abogados de la Gremial de Abogados no les cobramos ni a los mapuches ni a ningún otro luchador que es detenido o enjuiciado por luchar por causas justas. Por lo tanto, nuestro trabajo es de carácter gratuito. 

    Y no porque exista alguna otra fuente de financiación de nuestro trabajo Señores Jueces.   Simplemente lo es porque lo es, porque nuestros principios así nos lo indican.

    De manera que, si el embargo fuera decretado en salvaguarda de nuestros honorarios, bien pueden dejarlo sin efecto.

    Fuera del tema de honorarios nuestros asistidos no pueden hacer frente a esas sumas porque son pobres de toda pobreza y sus únicos bienes son los que llevan puesto o los acompañan consigo.

    V.- CONCLUSION:

Ninguno de los elementos probatorios que aquí se esgrimen pueden conducir a que la presente procesada sea la autora de los hechos que se imputan. 

Este equipo de Defensa técnica entiende que lo que aquí ocurre es que se utilizan los hechos que se vienen sucediendo con relación al conflicto mapuche para incriminar a los miembros de la comunidad Winkul que se encuentran en conflicto territorial en el Lago Mascardi, en particular Marcela Noemí Bonnefoi quien es familiar directo de Jessica Bonnefoi procesada en la causa que acusan de usurpación a los miembros de la comunidad Winkul. 

La resolución muestra en todo momento el desconocimiento de los más elementales procedimientos procesales para los miembros de esta comunidad. 

Los Excelentísimos Señores jueces de la Alzada pueden tener una oportunidad de volver a garantizar los principios procesales que jamás debieron ser dejados de lado, sin perjuicio de lo que sigue siendo evidente en este conflicto que no es con mayor judicialización de la protesta como se va a resolver sino con el efectivo reconocimiento de los derechos del pueblo mapuche que es el origen de todos estos episodios que se vienen sucediendo. 

    V.PETITORIO.


    En virtud de lo expuesto de V.S. solicitamos:

1.-Se tenga por presentado el Recurso de Apelación en tiempo y forma.
2.-Se tenga presente lo expuesto.
3.-Se tenga presente el domicilio legal indicado para la jurisdicción de la Alzada.
4.-Se tenga presente nuestra decisión expresa de informar oralmente cuando corresponda.
5.-Oportunamente se revoque la resolución apelada en todos sus términos.

        Provea de Conformidad que 
        SERA JUSTICIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver tambien

DEFENDAMOS LAS INFANCIAS DE GUERNICA

En la toma de Guernica viven en su mayoría cientos de mujeres con niñas y niños que sueñan…