Como viene diciendo la Gremial, preferimos no opinar sobre el trabajo de otros colegas y sobre los acuerdos que establezcan con jueces y fiscales.
La Gremial ya dijo su postura al respecto en el Documento de diciembre del 2017.
El problema es cuando ya otras actuaciones perjudican procesalmente a otros cros mapuche y más aún cuando los Defendemos nosotros.

ESTA ES LA APELACIÓN QUE INTERPUSIMOS
INTERPONE RECURSO DE APELACION

Sr. Juez: 
Laura Taffetani, To 201 Fo 369 de CFALP, Eduardo Néstor Soares, , To 26 Fo 756 del CPACF, ambos abogados pertenecientes a la ASOCIACION GREMIAL DE ABOGADOS Y ABOGADAS DE LA REPUBLICA ARGENTINA, defensores de Gonzalo Fabián Coña, con el domicilio legal constituido en calle Los Molles 1720 de la ciudad de San Carlos de Bariloche y los electrónicos en 27162501912 y 20107570137 respectivamente. Asimismo constituimos domicilio en la jurisdicción de la Alzada en Las Heras 2845 Gral Roca. En la causa FGR Nro 26511/2017, caratulada “JARAMILLO, LUCIANA MARTHA Y OTRAS S/ USURPACION (ART. 181 INC. 1 DEL CP) en trámite ante el Juzgado de Primera Instancia de San Carlos de Bariloche, a VS decimos:

I. OBJETO:

Que venimos en legal tiempo y forma a interponer recurso de apelación contra la resolución que nos fuera notificada en forma electrónica el 5 de abril de 2019 en la que se dicta el procesamiento de Gonzalo Fabián Coña como coautor penalmente responsable del delito de usurpación en concurso ideal con atentado a la autoridad agravado por haberse cometido a mano armada (artículos 45, 54, 181 –inciso 1-, 237 y 238 –inciso 1- 237 y 238 –inciso 1- del Código Penal), mandando a trabar embargo sobre su dinero y/o bienes, hasta cubrir la suma de cincuenta mil pesos ($ 50.000), solicitando se haga lugar a la apelación impetrada y se eleven los autos al superior. 
Asimismo, y aun considerando que la Resolución atacada acepta y trascribe parte de los dichos de Coña en su escrito de Ampliación indagatoria, venimos a apelar la negativa formal a incorporar dicho escrito.-

II.-REMISION Y MOTIVACION DEL RECURSO

Esta Defensa mantiene la postura histórica, jurídica e ideológica de la Asociación Gremial de Abogados y Abogadas de la República Argentina en el sentido de reiterar que los conflictos territoriales deben solucionarse solamente en Paz y por vías de negociación. Es por ello que nos remitimos a lo ya desarrollado oportunamente en las apelaciones anteriores de los demás imputados en esta causa.

Pero en este caso, de la defensa de Gonzalo Fabián Coña, no podemos aplicar los fundamentos de ese planteo, toda vez que Gonzalo no forma parte de la Comunidad Laufken Winkul Mapu, así como tampoco estuvo en los hechos iniciales de Recuperación del Territorio, ni en el salvaje allanamiento del día 23 de Noviembre de 2017.

Gonzalo Coña, como él mismo lo explica, junto a Rafael Nahuel, Joana Colhuan y algunos jóvenes más, ingresaron recién el día 25 de Noviembre al territorio recuperado LafkenWinkul Mapu, con el solo objeto de acercar ropas secas y comida a quienes pudieran encontrarse aún en el predio.

Hecho lo cual bajaron y fueron emboscados por el Grupo Albatros de la Prefectura, bajo las órdenes de la Señora Fiscal interviniente, quienes abrieron fuego en forma indiscriminada, matando a Rafita, e hiriendo a Coña y a Joana. Estos últimos salieron del predio y jamás regresaron, excepto a los efectos de participar en las ceremonias sagradas de su Pueblo, como concurren cientos de mapuches toda vez que en ese territorio se está levantando una Machi.

Una Machi, no una “alias La Machi” como irrespetuosamente dice la resolución.
Obviamente estos jóvenes reivindican todo lo que hicieron y hacen sus compañeros de la Comunidad Lafken Winkul Mapu, no se arrepienten, no colaboran con nada que no sea decir lo que ocurrió realmente, y no se prestan a ningún chantaje a cambio de nada.

Son mapuches por sangre, por historia, y por convicción y fueron testigos directos del asesinato de Rafael Nahuel.

Pero ellos no usurparon nada y mucho menos se enfrentaron con armas contra los Albatros como ahora son calificados por la instrucción judicial.

Ambos denunciaron sus domicilios fuera de Winkul y el Juzgado y la Policía los aceptó como válidos. Nada les reclamó ni reprochó el Juzgado cuando ambos dijeron en sus indagatorias que vivían donde vivían y que en ningún caso era en la Winkul.

La resolución nos dice que ese predio estaba usurpado y continuó usurpado después del allanamiento del 23 de Noviembre de 2017 y ahora acusa a Coña de ingresar el 25 de Noviembre y quedarse hasta el momento en que tuvo lugar la indagatoria.

Ya hemos explicado también que no se entiende cómo se puede usurpar lo usurpado, como se construye ese tipo penal; porque ni las reglas de la sana crítica, ni lo reiteradamente invocado por el Juzgado respecto a la precariedad de razonamiento para esta etapa alcanzan a explicar lo inexplicable.

Es como si uno llega de visita a una casa usurpada, toma unos mates con los ocupantes, se retira y eso lo hace coautor del delito de usurpación. Ni las reglas de la lógica, ni las de la ciencia resisten ese planteo acusatorio.
Así de omnímodo considera su poder la Justicia Federal, excepto que la Alzada resuelva corregirlo. Sinceramente, es difícil establecer bien de qué delitos –si tenemos en cuenta el tipo penal que los describe- tenemos que defender a Gonzalo Coña.

III.-FUNDAMENTOS DE LA APELACIÓN

La resolución atacada por nosotros carece del mínimo sustento que exige la legislación para avanzar como lo hace. Es confusa, contradictoria y además ha dejado de lado expresamente las más mínimas garantías constitucionales a la hora de enmarcar y avanzar en algunos delitos que aquí se enrostran.

III.1. EL DELITO DE USURPACIÓN

Para ir directamente a los hechos objeto de este análisis consideremos que la Resolución ha determinado.

III.1.1.-NINGUNA DE LAS PRUEBAS SON APLICABLES A COÑA

El Resolutorio confunde y pretende confundir a los Jueces de la Alzada mencionando en más de las dos terceras partes de su redacción cuestiones que no hacen ni a Coña ni al denominado “Hecho 3”. En realidad no fundan en general sobre los hechos objeto de la presente causa, pero menos aún de los hechos que se imputan a Gonzalo Coña.

La idea de la Resolución es que, como dice el refrán popular, en la oscuridad todos los gatos son pardos, de manera que si establecemos y mezclamos cuestiones que nada indican, aspectos que ni hacen al hecho y los jugamos tratando de perjudicar a Coña, quizás algunos de esos elementos son considerados.

Una especie de pillería procesal, una avivada una especie de “porteñada” jurídica como solemos decir en la Capital.

Tan desprolijo es todo que la resolución llega a decir que Coña (Joana y Cristian) están en el territorio Winkul hasta este mismo momento. 
Es contradictorio con lo que el propio Juzgado y la prevención policial han podido verificar toda vez que cada uno de ellos en su indagatoria declaró residir en domicilios reales y concretos y además firman en sede policial.

O sea que el Juzgado por un lado les impone normas de conducta como no ausentarse de su domicilio al que dan por verificado y por otro, les dicen a los Jueces de la Alzada que nuestros asistidos aún están en los territorios.

III.1.2.-LA IMPUTACION Y EL “RELATO” DE LA RESOLUCIÓN:

Se le imputa ser coautor del delito de usurpación identificado como “HECHO 3”, planteando que Gonzalo Fabián Coña desde el 25 de noviembre de 2017 hasta —al menos— hasta el día de su respectiva declaración indagatoria (verificada el 3 de abril del corriente), mediante violencia, despojó totalmente a la Administración de Parques Nacionales de la posesión del predio identificado catastralmente como 19—7—A—011—14—0, que había sido desalojado previamente el 23 de noviembre de 2017 por orden de ese Tribunal .

Pretende la Resolución que el predio se usurpó DOS VECES como si fuera ello posible, y en ese relato y ese armado, no le es posible verificar nada ni identificar a nadie, como no sea a partir de presunciones que extrae de intervenciones telefónicas a abonados a los cuales los propios agentes de inteligencia encargados de las conversaciones no pueden establecer con absoluta seguridad a quién pertenecen. Los Señores Camaristas podrán verificar que desde el inicio se habla de abonados de quienes desconocemos sus titularidades y que ni siquiera fueron incautados.

La resolución exhibe como un trofeo los siguientes medios probatorios que cuando se los desmenuza no dicen absolutamente nada:

Bajo los acápites 1), 2), 3) se señala la denuncia del HECHO 1, y las declaraciones testimoniales referidas al mismo. En el acápite 4) se establece como medio probatorio un comunicado emitido en la red Social Facebook el 10 de noviembre de 2017 siendo que el delito que se imputa es del 25 de Noviembre. Lo mismo sucede con el acápite 5).
En el acápite 6) Menciona la constitución del Tribunal en el predio pero dicha diligencia no menciona en modo alguno haber reconocido la presencia de Gonzalo Coña en dicho acto.

En el acápite 7) Vuelve a mencionarse un comunicado de la Red Social Facebook que tampoco establece cuál sería la relación con el imputado en autos.

Lo mismo sucede con los acápites 8), 9) 10) 11), 12) y 13) todos elementos probatorios en todo caso para el HECHO 1 en el que no está imputado Gonzalo Fabián Coña.

Un ejemplo claro es el acápite 12 en el que la resolución indica los nombres de varios preventores que habrían entablado contacto con los supuestos usurpadores pero cuando se leen sus exposiciones ninguno dice haber visto o identificado a Coña (tampoco a Cristinan ni a Joana).

El Juzgado pudo haber formado rueda de reconocimiento con nuestros asistidos y no lo hizo, sea por negligencia sea porque conocía de antemano el resultado.- En ningún caso nos es imputable a los encartados no haber realizado las diligencias que correspondan.-

En relación al acápite 14) cabe hacer algunas consideraciones:

UNA HIPOTESIS: QUE EL ABONADO ALUSIVO A COÑA LO MANEJARA EFECTIVAMENTE COÑA

Cuando plantea la instrucción que la prevención puso en conocimiento que Coña emplearía el número 2944152064 y luego señala la diligencia que fue prorrogada sobre ese número a fs. 658/62, el informe establece:

“En lo que respecta al abonado mencionado en el epígrafe (294-4152064), la prevención informó que es empleado por Gonzalo Fabián Coña (alias “Pino” o “Pinito”), y destaco que su observación permitió acceder a conversaciones que resultaron relevantes para el curso de esta pesquisa. Por ello, infirió que el número es “(…) es manipulado por una de las personas y miembro más significativo de la comunidad, (quien) se encontraría residiendo en la zona de la usurpación alternando con su posible lugar de residencia en Lago Puelo Provincia de Chubut (…).

En el Pto A de dicho acápite de todos los diálogos que se mencionan, lo único que se establece es lo que Coña también admite, que es que el día 25 de Noviembre se encontraba en el predio, al cual había ido a llevar alimentos y ropa a quienes se encontraban en la recuperación y que -tal como lo menciona en la ampliación de declaración indagatoria que SS rechaza- cuando se encontraba bajando para retirarse fue atacado por las fuerzas de seguridad que se encontraban apostadas en el lugar.

Así como también en los Pto B, C y D muestran claramente que se encontraba en el lugar recolectando las pruebas de lo sucedido, así como su participación en una celebración que se realiza en el predio. Ningunas de ellas denota actos de posesión sino de una presencia con una finalidad específica relacionada a los hechos que aquí se ventilan.

En cuanto al acápite 15) resulta un tanto desprolija la enunciación que se hace ya que de todas las fojas que se mencionan en relación a las llamadas y mensajes interceptados del número 2944152064, solo corresponden las de fs. 295/6, 490, 497 y 619/20, las que no hablan de ningún dato significativo para la imputación que se realiza, pero lo que asombra es la mención de todas las demás piezas que corresponden a diligencias procesales que poco tienen que ver con la índole que se menciona como piezas probatorias.

Todas las conversaciones que se transcriben tienen la misma lógica que se ha declarado. Aclarando que en la E) i) Queda claro que Coña no se encuentra en el lugar así como también se transcribe en la F) una conversación que no tiene relevancia alguna para el hecho que se investiga.

En cuanto al acápite 16) no se entiende la relación con los hechos que se investigan y nuestro defendido.

En el acápite 17) se describe a un sujeto, cuyas referencias se encuentran lejos de la fisonomía de Coña, el día 24 de Noviembre de 2017, es decir, un día antes del que se menciona en el hecho que se imputa.

Del mismo modo lo referido al acápite 18), 19), 20), 24), 25), 26) y 27) que relata lo sucedido el día 23 de Noviembre de 2017, fecha en la que no se imputa delito alguno por parte del encausado.

Cabe agregar también en el acápite 21) se habla de la sectorización del abonado 2944200253. No teniendo dicho número relación con el número que se atribuye a nuestro defendido.

Y así, con estos pobres elementos probatorios SS realiza la siguiente valoración en relación a la calificación jurídica de la conducta endilgada:

En primer lugar realiza una pormenorizada y detallada descripción de su postura en relación a la recuperación territorial que se ventila en autos, postura jurídica que tanto nuestro defendido como esta defensa no compartimos, pero que en este caso no está en discusión dado que justamente lo que aquí estamos discutiendo no es el carácter de la ocupación del terreno en cuestión sino que el Sr. Gonzalo Fabián Coña se encuentre en el terreno de forma que su conducta pueda encuadrarse en el delito de usurpación

El art. 181 inc 1 describe la conducta típica en quien por violencia, amenazas, engaños, abusos de confianza o clandestinidad, despojare a otro, total o parcialmente, de la posesión o tenencia de un inmueble o del ejercicio de un derecho real constituido sobre él, sea que el despojo se produzca invadiendo el inmueble, manteniéndose en él o expulsando a sus ocupantes.

La presencia en el territorio de Gonzalo Fabián Coña el día 25 de Noviembre no configura NINGUNO DE LOS ELEMENTOS DEL TIPO PENAL PRESCRIPTO por el Art. 181 inc. 1. En particular, la violencia requerida por la figura y sostenida por la acusación (violencia que es definida claramente por la doctrina como la fuerza o despliegue utilizado para concretar el despojo), violencia que además debe ser siempre previa a la desposesión.

III.1.3.-LA REALIDAD DE LOS HECHOS.:

Los hechos son de dominio público y caen por sí mismos, solo que el Tribunal se empeña en desconocer la realidad.

Coña, Joana, Rafita Nahuel y varios más, ingresaron al territorio el 25 de noviembre como los dos primeros declaran en su ampliación indagatoria.
Se vieron con otros compañeros, les entregaron ropa y víveres y salieron del lugar, y cuando bajaban se toparon con las tropas bajo las órdenes del Juez y sobre todo, con bajo la intervención de la Fiscal Litlle que los acribillaron a balazos.

Será en esta ocasión o más adelante, o por bajo el implacable peso de la Historia, esto no se podrá ocultar indefinidamente.

Jamás hubo imputados por las matanzas de la Patagonia Rebelde, ni por los hechos de la Semana Trágica, ni por los bombardeos a la Plaza de Mayo en setiembre de 1955.

Tampoco fue imputado ni el General Roca, ni el Ejército por las matanzas al Pueblo Mapuche, ni los militares y gendarmes que en 1949 asesinaron a decenas de hombres y mujeres wichis en el noreste argentino. A estos hechos los juzgan la Historia no la Justicia penal.

Y la Historia resuelve. Generalmente la Historia no concede recursos.

De manera que –reiteramos- las tropas comandadas por las máximas autoridades judiciales federales de Bariloche ejecutaron un tiroteo a mansalva y asesinaron a Rafita e hirieron a Coña y Johana.

Es lo que surge de las ampliaciones de sus respectivas indagatorias y si la Alzada o posteriores tribunales lo consideran, sería un verdadero acto de justicia, y si no lo hacen, lo hará la Historia.La Historia no admite negociaciones ni transas de ningún tipo, simplemente analiza las luchas de los pueblos.

Los relatos de Gonzalo Coña se prueban por sí mismos porque no hay nada en autos que nos indique que nuestro asistido (igual Johana) mienten.

Y sí está claro que hay sobradas pruebas de que la Instrucción está tendenciada y escorada para perjudicar a los imputados y que carece de objetividad y de independencia.

Les recordamos a los respetados jueces de la Alzada que la defensa no es la parte que debe probar nada, es la que tiene “el inmejorable privilegio de triunfar sin pruebas en el Derecho Penal” (Jury de Enjuiciamiento de Córdoba).

De manera que Coña dijo lo que dijo en su ampliación, y podrá rechazarse como se intenta. Pero lo real, lo concreto es que nadie, absolutamente nadie, ni los Albatros más cercanos y que dispararon sin piedad contra jóvenes indefensos han dicho que Coña era uno de sus atacantes.

Cuál es el fundamento entonces de la resolución que afirma que Coña se enfrentó CON ARMAS a los Albatros?

III.1.4.-LA RESOLUCIÓN ES INCOHERENTE E INTERESADA

Porque menciona de las escuchas telefónicas atribuídas a Coña solo lo que le conviene. Y desecha con parcialidad lo que entiende perjudica a los Albatros.

Un ejemplo: Casi al final del acápite 15) I.- puede leerse lo que dice Coña, suponiendo que sea quien habla desde el abonado atribuido a él, con Colhuan quien justamente no estaba en el predio.

Se refiere a que están bajo fuego intenso de los Albatros:

“COÑA:”…vengan para acá porque nosotros tenemos la evidencia acá de cuando están ellos acá enfrente la policía tirándonos”
COLHUAN: Ah, bueno, si, yo…
COÑA: “porque nosotros, nosotros no..no hicimos nada…..”
COÑA: (refiriéndose a que vaya gente arriba a protegerlos, pide abogados)”….dígale que vengan en seguida que necesitamos que vengan acá urgente.”

Es evidente que si ellos hubieran agredido a los Albatros no estarían pidiendo abogados y gente que verifique.

Observen Señores Jueces lo que dice Coña:

“COÑA:”…porque……o sea….acá se rompió el coso, (se refiere a un acuerdo), están diciendo que nosotros le largamos piedras, en ningún momento le largamos piedras, vinieron para acá y nosotros todo…lo filmamos ¿si?”

En síntesis, es harto evidente que Coña no solo no resistió armado a los Albatros, no solo que nadie dice haberlo visto, no solo no se incautaron armas de ningún tipo, sino que además, si se atribuye a Coña la voz interceptada, el imputado está diciendo que están siendo atacados y que ellos jamás se defendieron.-

III.1.5.-APRENDER EL IDIOMA MAPUCHE CON LOS MAPUCHES

Otro aspecto que nos muestra de cuerpo entero la parcialidad de la resolución para perjudicar a los nuestros y defender a los Albatros está en la sesuda traducción que hacen de algunas palabras mapuches.
Quizás hayan ido al Google y tradujeron lo que los winkas dicen que son determinadas palabras mapuches y las hicieron jugar en contra de los imputados.

Para entender algunas palabras mapuches hay que conocer la cosmovisión de estos, porque su lenguaje no está separado del pensamiento sobre las cosas.

Señores Jueces, para conocer palabras mapuches hay que hablar con los mapuches, no con la Policía de Seguridad Aeroportuaria! Esto es esencial, pero la Resolución no pretende entender las cosas sino interpretarlas a conveniencia.

LA INTERPRETACION DEL “TRALKA”

En el punto 15) G) hay un intercambio de mensajes supuestamente con Coña, esto es el día 26/1/2018, o sea al otro día del asesinato de Nahuel.

Quien no haya visto nunca caer a un compañero es imposible que entienda lo que se siente cuando ello ocurre. Los jóvenes mapuches habían perdido a Nahuel de la peor manera, asesinado por la espalda sin poder defenderse. Estaban desolados.

Ellos entonces improvisan una ceremonia en el lugar del homicidio, y por eso Coña pregunta a su interlocutor “.en cual ruta que viene a la ceremonia??” El otro contesta: “si, después seguimos viaje”.
Está más que claro que estaban en preparativos de una ceremonia.
En este marco Coña dice: “Peñi, puede traer el tralka por favor”
Frente a esto nos dice la resolución que es la PSA quien informa que “en el dialecto grupal” la palabra “tralka” o “Tralkan” significa arma de fuego.

Y con ello el Juzgado y la Fiscalía pretenden inferir y hacernos creer a todos que Coña estaba pidiendo armas. Para que cosa? No lo sabemos.

Veamos realmente lo que significa “Tralka” o “Tralkan” en el idioma Mapuche:

Tralkan, es el poder del trueno. No tiene nada que ver con las armas de fuego (si serán ignorantes el personal de la PSA!). Se lo asoció inicialmente cuando llegó “el winka” con el sonido que emitían los rifles al ser disparados. Pero el “tralkan” es el Trueno.
En el contexto de una ceremonia, los mapuches complementan su energía, su “pu newen” porque alguno de ellos tenía o tiene la fuerza del trueno, así como otros tienen la del río.
Tralkan es trueno entonces, Fuerza de la tormenta, Sonido fuerte que se escucha en el cielo cuando hay relámpagos también es la fuerza que acompaña al mapuche. Es la fuerza del “Tralkan llufke”, o sea del relámpago.
Como dijimos, es un error, un desconocimiento y un barbarismo atribuir a un pueblo culto y absolutamente relacionado con la naturaleza como es el Mapuche la ligereza de establecer denominaciones o traducciones despegadas de su cosmovisión.

Quizás hasta el error sea de ésta defensa técnica en pretender que los mismos que ordenaron disparar sin aviso contra los jóvenes mapuches, quieran tener la humildad de aprender de sus pensamientos.

Los mapuches apelan a la niebla (chiwai), a la maghun (lluvia) y en este marco es que el joven Gonzalo (o cualquier otro) pide algo en particular para la ceremonia y llamar a esos elementos para que acompañen el descanso de su amigo y compañero Rafita.

Están llamando al Trueno y otras fuerzas de la naturaleza para que les sean auspiciosos y los protejan.-
sin embargo, para la resolución la cosa es más simple: los mapuches pedían armas y listo. 
La Excma Alzada debe considerar lo que aquí exponemos con el alcance correspondiente.

Cuando se pide que “triga tralka” le está requiriendo que traiga mucha energía como la del trueno, le pide que traiga esa fuerza del espíritu.
Para los mapuche, no todos tiene esa energía porque hay muchas y diferenciadas, y si se le pide a un peñi que traiga trakla, o que la mande a otro, es porque se considera que ese peñi es quien tiene esa energía.

INTERPRETACION DE KIÑE

La verdad produce vergüenza ajena tener que aclarar estas cosas ante planteos realmente descabellados.

Veamos la sesuda interpretación de una conversación telefónica: una persona a quien se atribuye ser Colhuan, le dice a una lamien el día 25/11/2017 supuestamente antes del homicidio de Rafita:

“COLHUAN: “La gente va a tener que venir, y más rato difundir, vamos a tomar el puesto kiñe”

En su poca disimulada intención de proteger a su tropa de Albatros que dispararon a mansalva, la Resolución plantea que como “kiñe” es “UNO”, entonces de ahí intuyen o aseguran que esos mapuches en alpargatas y casi sin ropas (como los describieron las fuerzas que les dispararon) iban a ir contra el puesto de comando de la Fiscal y del Juez ubicado en el Hotel Mascardi.
Concretamente la Resolución dice que atacarían al Puesto de comando de los funcionarios y la Prefectura.

Es evidente que con la imaginación tiene alcances inconmensurables, pero esto ya representa ciencia ficción, esto es la realidad y la realidad nos dice que no solo ello no ocurrió, sino que es materialmente imposible y que ninguna prueba ni datos dan cuenta de la intención de los mapuche de atacar el puesto de Prefectura y funcionarios.

Pero vayamos a la palabra “kiñe”. En efecto significa “uno” o “primero”.

En este caso es peor aún que el de la “Tralka” porque decir que se toma el “puesto uno” no dice nada, porque ni siquiera hay constancias que el acantonamiento en el Hotel se denominaba Puesto Uno, salvo que los mapuche tuvieran un altísimo nivel de inteligencia infiltrada.

Una cosa es “tomar” y otra “atacar”. Cuando se refieren a “kiñe” estamos hablando de apócopes de Kiñemew que significa “juntos en un lugar”. Lo que dice la voz es que se concentren, no que vayan a atacar a nadie.

Quiñepule, es ir hacia alguna dirección. Quiñequiñen, es estar todos desparramados, dispersos, uno aquí y otro allá. Son formas derivadas de Kiñe que es definir ir a un lugar.
De manera que ninguna de las voces mapuche interceptadas por los inteligentes agentes que dicen ser de inteligencia y los no menos negligentes traductores, significa ningún grado de planificación para agredir a la Señora Fiscal o al Señor Juez que estaban muy bien resguardados.

IV.- APELACION A LA NEGATIVA DE INCORPORAR LA AMPLIACION INDAGATORIA DE GONZALO COÑA

Como dijimos, la ampliación indagatoria de Coña no solo aporta claridad a la discusión sobre el “Hecho 3”, sino que además debería ser incorporado a la causa por el homicidio de Rafa Nahuel. Obviamente imposible con esta composición de la Justicia Federal.

Pero la resolución que por un lado rechaza considerar la ampliación indagatoria, por otro incorpora a sus argumentos dichos vertidos en ella por nuestro asistido.

LA RESOLUCION DICE “NO” PERO ES “SI”

Al igual que otras incoherencias, en este tema de la ampliación de la Indagatoria no puede ser de otra manera.

Por un lado la deniega y por otro incorpora los dichos de Coña a la resolución.-

“A mayor abundamiento, puede añadirse que entre los diálogos trascriptos ut supra también existen varios que hacen referencia a la presencia y permanencia de Coña en el predio, lo cual él mismo se ha encargado de corroborar señalando que ingresó al lugar el día 25/11/2017 aunque solo con intención de retirarse inmediatamente”.-

Lo subrayado y resaltado nos pertenece e indica justamente que la Resolución ha tomado muy en cuenta y vertido los dichos de Coña en la Ampliación.

Más abajo también la resolución incorpora los dichos de Coña para desvirtuarlos.-

“….De poco sirve que el encausado machaque una y otra vez sobre su supuesta ajenidad a la autodenominada Comunidad Lafken Winkul Mapu, si se toma en consideración que intervino en el evento orientado a retomar la posición del inmueble…..”

El Excmo Tribunal debe considerar al momento de resolver que Coña se negó a declarar en la primer oportunidad de su indagatoria y que todo lo que aquí relata la Resolución fue vertido por Coña en su presentación por escrito.

La resolución incorpora de la Ampliación lo que le conviene y rechaza todo el resto.

LA INTERVENCIÓN DE LOS ABOGADOS.

La resolución nos endilga a los abogados hacerle decir a Coña por escrito lo que dijo y plantea que la riqueza de la declaración es cuando la presta en persona porque de lo contrario el imputado dirá lo que sus abogados le digan que diga.

En primer lugar, llama la atención la subestimación del joven Coña. Pero además no vemos en qué se afecta o perjudica o influye que un imputado diga lo que su abogado le aconseja. Qué o quién lo impide?

Dónde está establecido que un Defensor no puede aconsejar a un defendido que diga tal o cual cosa y que otras no las mencione.

Acaso los altos ex funcionarios de Gobiernos, ministros, vice ministros y hasta presidentes no se niegan a declarar y dejan un escrito??!!! Procedimiento por otra parte que ha sido convalidado en las más altas instancias judiciales.

Esto sirve para un o una ex presidente y no para un mapuche??

Es nuestra obligación asesorar al imputado y que este convenga con nosotros decir lo que haya que decir, sea en persona y oralmente como por escrito.

De manera que venimos a interponer también sobre este punto Recurso de Apelación en el entendimiento de que la negativa a incorporar las declaraciones por escrito de Gonzalo Coña como ampliación de su indagatoria afecta claramente el Derecho a la Defensa en juicio.

Pedimos que se revoque la resolución sobre este punto.

V.-RECHAZAMOS LOS EMBARGOS, SOLICITAMOS SE REVOQUEN

Aunque parezca un simbolismo, las sumas impuestas a nuestro defendido en concepto de EMBARGO constituyen igualmente un claro ejemplo de la ideología persecutoria de la Resolución.

En primer lugar por la magnitud de las sumas establecidas de $ 50.000.-
Nuestro asistido no puede hacer frente a esas sumas porque es pobres de toda pobreza y sus únicos bienes son los que lleva puesto o los acompañan consigo.

Coña ha demostrado que se ha puesto a derecho apenas tomó conocimiento que estaba siendo convocado a presentarse lo que demuestra su voluntad de estar a proceso. Se impone una condición que se sabe incumplible. Debe entonces revocarse el embargo.

VI.- CONCLUSION:

Reiteramos que la construcción jurídica de estos actuados representa lo que el lenguaje popular ha dado en llamar “Causa Armada” y lo que es peor, representa una represalia contra Gonzalo Coña por haber intentado ser solidario con sus compañeros. Y ni que hablar de haber estado en el momento de la muerte de Rafael Nahuel.

Nada de nada, ni una sola prueba ni visual, ni testimonial ni documental indican que Coña estuvo en el lugar de los hechos antes del 25/11/2017 y tampoco que permaneció en el lugar posteriormente a los hechos que se mencionan .

Salvo para participar en las ceremonias, Coña no estuvo ni está en el predio y nada en estas actuaciones dice lo contrario.

Tampoco tuvo participación alguna en ningún enfrentamiento armado con el Grupo autodenominados “Albatros”.

Ninguna constancia lo indica y sobre todo no hay ningún prefecto de los partícipes en la emboscada que digan que lo vieron en los hechos.

Por todo ello la resolución debe ser revocada.


VII.-RESERVA CASO FEDERAL:
Encontrándose conculcados los derechos de defensa en juicio y debido proceso por vulneración del art 18 de la Constitución nacional dejamos expresa reserva de casación así como también recurrir a la Corte Suprema de Justicia de la Nación mediante recurso extraordinario. 

VIII.- PETITORIO:


En virtud de lo expuesto de V.S. solicitamos:

1.-Se tenga por presentado el Recurso de Apelación en tiempo y forma
2.-Se tenga presente lo expuesto.-
3.-Se tenga presente el domicilio legal indicado para la jurisdicción de la Alzada.
4.-Se tenga presente nuestra decisión expresa de informar oralmente cuando corresponda.-
5.- Se tenga por efectuada la Reserva de Caso Federal y de Casación 
6.-Oportunamente se revoque la resolución apelada en todos sus términos

Provea de Conformidad que 
SERA JUSTICIA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver tambien

LA GREMIAL ANTE LA ARTERA Y RACISTA CAUSA INICIADA POR EL OBISPADO DE SAN ISIDRO CONTRA LA COMUNIDAD WINKUL DE MASCARDI. ESTA VEZ LES PEDIMOS QUE LEAN LA DENUNCIA DEL OBISPADO MÁS CERCANO AL PAPA FRANCISCO.

El Obispado de San Isidro ha sido, históricamente  de los más viles, reaccionarios y amigo…