Home Actividades ESCRACHE A GINOBILI. Ladrón, patotero y criminalizador de comunidades mapuche.
Actividades - hace 3 semanas

ESCRACHE A GINOBILI. Ladrón, patotero y criminalizador de comunidades mapuche.

El escrache fue sumamente esclarecedor en cuanto a que no hacemos ejercicios teóricos. Y sostenemos con el cuerpo junto a las comunidades lo que decimos con palabras. El escrache descubre, desenmascara a los portadores de verdades reveladas desde las academias o museos con el originario como objeto. Condenados al desprecio y al despojo. El escrache revela que la trama no es sólo jurídica administrativa. El escrache pone luz sobre las sombras de los grandes señores. El escrache devela y nos pone en guardia frente a la especulación. El escrache alumbra para exponer que la piedra angular de este sistema asesino está en ese despojo, en la apropiación, en el pillaje del régimen de propiedad de la tierra. Es preciso entonces escrachar a los traficantes de tierras. Y en el caso específico que nos ocupa para entender la trama es necesario no dar nada por sentado nada de lo que nos imponen.. correr los velos de impunidad y advertir una vez más que la historia es mentida, que tenemos que ser implacables con los criminalizadores que se escudan detrás del resultado de especulaciones geopolíticas del Estado argentino que decidió en 1902 entregar, siguiendo los ritos de la legalidad occidental-capitalista, la propiedad de todo lo que hoy es la ciudad de Villa La Angostura y sus alrededores, en Neuquén, frente al lago Nahuel Huapi, a los lonkos Paichil y Antriao, representantes de comunidades que vivían allí desde hacía muchos siglos y que dieron origen a la actual comunidad Paichil Antriao. Pero, la lógica de la apropiación y explotación occidental-capitalista es más poderosa que cualquier legalidad: por diversas vías de facto (decretos militares) y simples “truchadas” (hacer firmar con engaños a personas que no sólo no estaban alfabetizadas en el castellano sino que casi ni lo hablaban) se fue transfiriendo la propiedad. Para perfeccionar el engaño, mientras por un lado se registraba el traspaso, por otro lado se dejó a las comunidades seguir viviendo allí, mientras se esperaba el momento propicio para hacer negocios con sus tierras. Como suele suceder, sobre el despojo y sobre la pobreza de algunos, se construyó la riqueza de otros y también, en este caso, una ciudad para disfrute de las capas sociales más altas. Y el negocio turístico de élite atrajo inversores ávidos de tierras aptas para la especulación inmobiliaria y los negocios rápidos y jugosos. Así entonces, la cartera de inversiones de Emanuel Ginóbili, “Manu”, se vio acrecentada por unas tierras que solo tenían un inconveniente: sus habitantes (es decir, era tierra habitada “de toda la vida” por quienes allí estaban; que a su vez la recibieron de sus antepasados). Pero un inversor no se fija en esas pequeñeces. Si él se pretende “legítimo propietario” porque compró “de buena fe”, sólo hace falta acudir a eso que se conoce como “La Justicia”, es decir: el Poder Judicial del Estado. Y ahora, además, Ginóbili se esconde cobardemente atrás de sus abogados, para evitar ser convocado a declarar en el juicio que él mismo inició con su denuncia de usurpación y con el que pretende expulsar a la comunidad. La comunidad Paichil Antriao, en este como en otros procesos para reivindicar sus tierras, está representada por la Gremial de Abogados y Abogadas, en la persona del Luis Virgilio Sánchez. Para exponer esta situación; para hacer conocer la próxima iniciación de este vergonzoso juicio; para sacarle la careta a Ginóbili, convocados por el Grupo de Apoyo a la Gremial de Abogados y Abogadas, diversos grupos de intervención artística, murgas, músicos, artistas plásticos, organizaciones políticas y sociales, etc. nos dimos cita a las 14:00 de este 28 de julio en Av. Calabria y R. Vera Peñaloza, en la Costanera Sur. Desde allí marchamos para ajustar cuentas con su “monumento”, ya que él en persona prefiere esconderse. Le dijimos: Basta de construir “próceres” pisoteando a los pueblos originarios. Basta de colonialismo. Basta de negociados turbios con las tierras ancestrales. Si no hay justicia, hay escrache. Video: ZON DE TROPE FM 99.7

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver tambien

LA GREMIAL DE ABOGADOS Y ABOGADAS, DENUNCIA LA PERSECUCIÓN JUDICIAL A MAURICIO NORAMBUENA, VIOLANDO TRATADOS INTERNACIONALES.

Finalmente Mauricio Norambuena fue llevado de Brasil a Chile sin considerar los argumentos…