La condena que aplicaron al compañero, a mi padre, Alcides Oviedo, en sí el circo judicial que montaron para poder criminalizarlo por sus escritos, por sus ideas y por su identidad política, demuestra que tan desesperado está este gobierno en su lucha contra la insurgencia, que no tiene otra cosa más que seguir manteniendo en prisión a todos los compañeros que se mantienen firmes y no claudican ante el enemigo de clase.
Nosotros en ningún momento tuvimos, tenemos y tendremos esperanza en que el enemigo tenga piedad o no aplique todo el peso de la ley en los compañeros, ley, diseñada justamente para favorecer a la clase dominante, que es este momento es la burguesía que se enriquece a costa del trabajo ajeno.
Este hecho político, esta condena, no debe hacernos preguntar por qué pasa, ya que está claro el por qué, sino que respuesta damos nosotros ante esto, no nos debe hacer retroceder, al contrario, esto es lo que debe hacernos avanzar más que nunca, firmes y convencidos de que de la cárcel a los compañeros los sacamos nosotros, el pueblo, con la lucha diaria, porque son presos políticos de nuestra clase.
¡Libertad a Alcides Oviedo!
¡Libertad a todos los presos políticos del Paraguay!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver tambien

MENDOZA. El Tribunal Penal Colegiado N°1 de Mendoza hizo lugar al recurso de habeas corpus que presentamos ante la detención y tortura de Federico Gonzalez, ordenando revocar la sentencia que apelamos en primera instancia. Aquí va la sentencia.

LOS HABEAS CORPUS SE PELEAN HASTA EL FINAL. DEJAR SIN APELAR UN HABEAS CORPUS O CEDER SIN …